El pie en el anciano

PATOLOGÍA MÁS FRECUENTE:

1. ONICOCRIPTOSIS (UÑA ENCARNADA)
2. HELOMAS – HIPERQUERATOSIS (DUREZAS)
3. INFECCIONES POR HONGOS EN UÑAS (ONICOMICOSIS)
4. INFECCIONES EN LA PIEL

EDUCACIÓN SANITARIA:

LAVADO DIARIO:
• No dejar los pies más de 10 minutos en el agua, reblandece la piel
• Lavar los pies durante el baño.
• Agua tibia 34º-36º C.
• Comprobar la temperatura del agua con un termómetro, con la mano o el codo.
• Jabón neutro o ph ácido, evita irritaciones.
• No usar cepillos que irriten la piel.

SECADO CORRECTO:
• Secarlos bien, especialmente entre los dedos.
• El pie suele estar húmedo (zapato, calcetín) = infecciones, grietas.
• Use una toalla suave.

HIDRATACIÓN ADECUADA:
• Aplicar crema hidratante todos los días.
• Mejor rica en urea o lanolina.
• Si aplica crema entre los dedos retirar el exceso con una toalla.
• Si los pies sudan en exceso, aplicar productos antitranspirantes indicados por un profesional.

CORTE DE UÑAS:
• Cortar las uñas con cuidado, mejor después del lavado.
• Tijeras con punta roma, sin punta.
• Dejar el borde recto, sin tocar la cutícula y bordes laterales (las puntas o los bordes se liman).
• Limar las uñas con lima de cartón.
No utilice
• Tijeras con punta
• Alicates de manicura
• Hojas de afeitar
• Cuchillas…

CALCETINES Y MEDIAS:
• No deben apretar ni tener elásticos o ligas que compriman la circulación.
• Algodón en verano y de lana en invierno para que absorban la humedad.
• No usar medias con costuras salientes o con labrados en relieve.
• Cambio diario.

REVISIONES PODOLÓGICAS:
• No se trate las durezas ni uñas encarnadas por su cuenta.
• No utilice productos como callicidas ni remedios caseros, son muy agresivos.
• Sólo su podólogo, médico y enfermera sabrá orientarle para recibir los cuidados de salud que necesita
• No consulte a personas que no tienen conocimientos en estas materias

CALZADO:
• Un calzado adecuado ayuda a prevenir futuras lesiones
• Los zapatos deben adaptarse al pie y no el pie al zapato
• Deben tener la forma del pie, ser los suficientemente largos, anchos y profundos para evitar rozaduras, pero no demasiado grandes
• Sistema de cierre: cordones, velcro o hebilla con lengüeta para sujetar el pie y adaptarlo a los cambios de volumen
• Forro interior sin costuras y de color claro (ver si existen heridas)
• Suela antideslizante y no demasiado gruesa
• Tacón ancho y bajo 2-4 cm
• Materiales naturales: Piel fina y blanda, facilita la transpiración y evita la humedad
• Ligero
• Refuerzo de talón para mantenerlo en posición correcta
• Evitar los zapatos destalonados, favorecen las grietas en talones
• En verano, sandalias con sujeción, aumentar la vigilancia y la hidratación del pie
• Comprar el calzado por la tarde, los pies están mas hinchados
• El calzado nuevo durante los primeros días no debe llevarse más de una hora
• Compruebe antes de calzarse que no existe ningún objeto extraño dentro del zapato
• Desechar los zapatos que estén rotos o deformados
• Tener al menos 2 pares para airear un par cada día
• Elija el calzado en función de la actividad: andar, trabajar, hacer deporte…
• Pacientes con ulceras en los pies, NO deberían llevar zapatos hasta que la ulcera este completamente cerrada.
• Si usa plantillas o piezas de silicona llevarlas para probarse el zapato nuevo

Solicita una cita y pon tus pies al cuidado de expertos, mejorarás tu movilidad y calidad de vida a través de los tratamientos más avanzados  y especialmente adecuados para ti.